Consejos

¿Cuándo y por qué pican los mosquitos?

 

 

Los mosquitos parece que se despiertan con fuerzas y se acuestan con hambre, aumentando la frecuencia de sus picaduras al amanecer y al anochecer. Los mosquitos causantes de las molestas picaduras son las hembras de distintas especies que buscan la sangre que necesitan para poner sus huevos. La mayor o menor predisponibilidad a ser picado depende de muchos factores, no solamente del “dulzor de la sangre” (aunque la presencia de glucosa también es un factor), si no del tipo de piel, la composición del sudor, la exposición y las zonas descubiertas. Una picadura de mosquito no es peligrosa de por sí, exceptuando posibles reacciones alérgicas; sin embargo, en zonas de patologías endémicas transmisibles por estos insectos (como malaria o dengue)  se debe extremar la precaución para evitar cualquier tipo de picadura.

 

¿Cómo ahuyento los mosquitos?

 

Existen muchas técnicas para tratar de ahuyentar a estos molestos insectos:  existen aparatos eléctricos (dispositivos ultrasonidos o con insecticidas), sprays y aplicadores de lociones, parches de citronela y pulseras antimosquitos. Antes de decantarse por uno o por otro, es conveniente conocer el tipo de mosquito al que nos exponemos, la frecuencia de picadura de la zona y la peligrosidad de las mismas. En general, los dispositivos eléctricos son ideales para permanecer en lugares cerrados, como la habitación donde dormimos; los sprays y lociones son recomendables en el caso de viajes a zonas de alta exposición, especialmente las más potentes; y los parches y las pulseras, son muy adecuadas para la utilización en niños, por su gran acogida y por ser productos naturales (su composición en aceites esenciales de citronela y árbol del té están prácticamente exentos de toxicidad). La prevención física también es una buena medida, la presencia de mosquiteros en ventanas pueden impedir las visitas nocturnas de los mosquitos.

 



¿Qué hago si ya me han picado?

 

Aunque la prevención es importante, a veces es sencillamente imposible protegernos cien por cien contra las picaduras de mosquitos. Existen varias sustancias útiles para el tratamiento de las picaduras:

Amoníaco (After bite ®): el amoníaco es adecuado para controlar el escozor de las picaduras en adultos, pero su eficacia se reduce mucho si ha pasado tiempo tras la picadura. No aplicar en caso de herida por rascado y se recomienda precaución en contacto con los ojos. No recomendado para niños.

  • Aloe vera: los geles de aloe vera puros son altamente hidratantes para la piel irritada y tienen un efecto frescor adecuado para las picaduras de mosquitos. La ausencia de toxicidad ocular y la posibilidad de aplicarse con frecuencia hacen del aloe un buen apoyo para combatir las picaduras. El efecto reductor de la inflamación y del picor es más reducido. Apto en niños.
  • Aceite del arbol de té: remedio natural para todo tipo de picores, incluidas las picaduras de mosquito. Aplicar sin miedo, varias veces al día. Existen dispositivos roll on que aportan un ligero frescor por la bola metálica. Muy recomendable en niños.
  • Medicamentos homeopáticos:
    • De acción local, pomadas y geles: los principios activos de pomadas como Dapis gel ®, Insect DHU ® o Cicaderma ® , presentan una elevada eficacia frente a las picaduras, permitiendo aplicaciones a demanda según el picor y el escozor.
    • Medicamentos sintomáticos vía oral: existen varias cepas homeopáticas con una acción efectiva contra los mosquitos, tanto a nivel preventivo (Ledum palustre) como a nivel de tratamiento de las picaduras (Poumon histamine, Ledum palustre). Pregunta en tu farmacia para mayor información
  • Otros consejos:
    • Aplica frío lo antes posible, el hielo o compresas frías controlan la hinchazón y reducen el picor.
    • No te rasques; el rascado puede contribuir a la infección de la picadura y a otras complicaciones.
    • En caso de edema o reacción alérgica, acude al médico para un tratamiento adecuado.
/
template joomla by JoomSpirit